Preguntas Frecuentes sobre el Tratamiento de Cavitación

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EL TRATAMIENTO DE CAVITACION

¿Qué es la cavitación?

La cavitación es una tecnología que permite gracias a ondas ultrasónicas de baja frecuencia, producir unas burbujas microscópicas en el agua o líquido intersticial que rodea las células grasas. Esta agua agitada (como ocurre cuando agitamos una botella de cava o champagne), provoca la implosión o rotura de las membranas celulares de los adipocitos o células grasas sin alterar las estructuras adyacentes, respetando la integridad del sistema sanguíneo, linfático y nervioso.

la grasa pasa de estado sólido a líquido. Estas grasas liberadas serán metabolizadas y eliminadas de forma natural por el cuerpo humano a través del sistema linfático, venoso y finalmente filtradas por el riñón y el hígado. Para otorgar una mayor precisión al tratamiento y favorecer el resultado deseado, la cavitación se complementará con el tratamiento de radiofrecuencia.

El tratamiento, ¿es doloroso?

Aunque son muchas las personas que lo creen, cuando se tiene una aparatología adecuada como la que ofertamos en Radium, el tratamiento no es doloroso en ningún momento, aunque si hay que tener en cuenta que pueden aparecer pequeñas rojeces que en ningún caso provoca dolor.

Esto es a causa del calor que genera la luz de la máquina de cavitación para lograr los objetivos y, lo máximo que se siente, es un hormigueo que, dependiendo de la zona puede ser variable, en la zona a causa de las corrientes de electroporación.

Quiero bajar de peso, ¿lo conseguiré con este tratamiento?

Hay que tener en cuenta que con un tratamiento de cavitación no se pierde peso, sino que lo que se trata es de modelar la figura reduciendo la grasa localizada que no se consigue a base de dieta y ejercicio y reducir la flacidez y celulitis del cuerpo.

¿Por qué sustituye a una liposucción?

Ambos tratamientos tienen el mismo fin y resultados: eliminación de grasa localizada en cualquier parte del cuerpo.

Sin embargo, su diferencia es lo que hace que cada vez más personas elijan la cavitación, y es porque ésta última no requiere de ningún tipo de intervención quirúrgica, siendo un tratamiento no invasivo.

¿Hay que hacer algo antes o después del tratamiento?

Lo recomendable después de un tratamiento de cavitación es hacer un drenaje linfático con presoterapia para que sea más efectivo y asegurarse de la eliminación total de la grasa. Además, antes y después, es necesario beber, al menos, dos litros de agua al día para que toda la grasa sea eliminada del organismo.

para reafirmar la piel  recomendamos combinar con radiofrecuencia.

Deje sus comentarios

Your email address will not be published.

¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros!
Iniciar una Conversación
¡Hola! Haga clic en uno de nuestros miembros a continuación para chatear en WhatsApp